25 sept. 2011

Cada tormenta trae consigo la esperanza de que por la mañana todo volverá a estar limpio de nuevo y que hasta las manchas más perturbadoras habrán desaparecido así como las dudas sobre su inocencia o las consecuencias de su error, las cicatrices de su traición o el recuerdo de su beso. Aguardamos a que pase la tormenta esperando lo mejor, aunque en el fondo de nosotros mismos sabemos que algunas manchas son tan indelebles que nada podrá lavarlas.

1 comentario:

  1. Me encanta tu blog te sigo desde ahora :)
    pasate y si te gusta me devuelves el favor y asi me sacas una sonrisita :)
    http://cavecanem-cavecanem.blogspot.com/

    ResponderEliminar